Confesiones

La confesión es el sacramento en el cual, por medio de la absolución del sacerdote, recibimos el perdón de nuestros pecados si nos confesamos arrepentidos.
La sagrada Biblia dice: “Confesáos unos a otros vuestros pecados para que seais salvos”.

Horarios

30 minutos antes de cada misa.

¿Qué gracias o favores se obtienen con la confesión?

Con la confesión se obtienen tres gracias o favores especiales:

  1. Nos devuelve o nos aumenta la gracia santificante: la amistad con Dios.
  2. Nos da fuerzas especiales para evitar el pecado y rechazar las tentaciones.
  3. Nos da asco y antipatía por todo lo que sea ofender a Dios.

¿Cuántas cosas son necesarias para hacer una buena confesión?

Para hacer una buena confesión son necesarias cinco cosas:

  1. Un examen de conciencia
  2. Arrepentirse de los pecados
  3. Propósito de enmienda
  4. Confesarse con el sacerdote
  5. Cumplir la penitencia que impone el confesor.

¿Qué es el examen de conciencia?

Al respecto Francisco sugirió «una oración bonita que nosotros podemos hacer todos los días, antes de ir a dormir, mirar un poco la jornada»: y preguntarse: «¿Pero qué espíritu he seguido yo hoy? ¿El espíritu de Dios o el espíritu del mundo?». Y el Papa hizo notar que «esto se llama hacer examen de conciencia: sentir en el corazón qué ha sucedido en esta guerra interior, y cómo yo me he defendido del espíritu del mundo que me lleva a la vanidad, a las cosas mezquinas, a los vicios, a la soberbia, a todo esto». Por tanto, «¿cómo me he defendido de las tentaciones concretas?». Se deben «identificar las tentaciones». Y «esto se hace como oración, antes de ir a la cama, hoy: qué sentimientos he tenido. Identificar cuál es el espíritu que me ha empujado a ese sentimiento, me ha inspirado ese sentimiento: ¿es el espíritu del mundo o el espíritu de Dios?».

Abrir chat
Bienvenido a La Parroquia San Lucas, en que lo podemos ayudar.